SOBRE LA CORPORACIÓN PARA CIEGOS
“Somos una corporación chilena, sin fines de lucro, con más de 35 años de experiencia atendiendo a personas ciegas, por medio del fortalecimiento de habilidades y conocimientos, así como la entrega de una red de apoyo y acompañamiento.

La Corporación para Ciegos está compuesta por un Equipo Ejecutivo y Administrativo, un Directorio de siete miembros y un amplio grupo de socios que inciden con voz y voto en las decisiones y directrices de nuestra Obra Social.

Nuestro foco de trabajo se encuentra en la entrega de capacitación y cultura personalizada y gratuita, para todas aquellas personas en situación de discapacidad visual total o parcial de nuestro país”.

MISIÓN: “Visibilizar el tema de la ceguera en nuestro país y entregar capacitación y cultura a personas con ceguera parcial o total, en un ambiente de cariño y respeto”.

VISIÓN: “Ser un vehículo integrador de las personas con discapacidad visual en la sociedad chilena”.

Ver Galería de Fotos
Un Poco de Historia
En los años 70, las señoras Luz Edwards de Campino y Amelia Correa de Vicuña comprendieron la grave situación de abandono que vivían las personas ciegas en Chile, relegadas a un mundo de soledad y desamparo. Por ello, en 1979 crearon el “Centro de Grabación para Ciegos”: una corporación formada para entregar educación, cultura y entretención a personas ciegas, a través de la grabación de libros narrados en vivo, por un grupo de voluntarias.

La primera casa donde estuvo emplazada la corporación fue en calle Ricardo Lyon, Providencia, donde se les prestaba a los beneficiarios audiolibros en cassette. Luego se arrendó un departamento en la calle Carlos Antúnez, donde se grababan los libros. Posteriormente se adquirió la casa ubicada en Dr. Manuel Barros Borgoño, la cual fue nuestra sede por más de 25 años. Allí, usuarios de todas las comunas de la región Metropolitana visitaban a diario el lugar, para aprender, recrearse y compartir con amigos, voluntarios y compañeros de los cursos impartidos. Con ello, el Centro de Grabación se transformó en “el segundo hogar” de muchos ciegos y un punto de encuentro entre la fraternidad, el esfuerzo y la solidaridad.

Con el pasar de los años, el registro de audiolibros en cassette, logró conformar una amplia Cintoteca, de la que hasta el día de hoy se guardan ejemplares.

Llegada la tecnología digital, los audiolibros se convirtieron a MP3, distribuyéndolos gratuitamente -tal como lo fue desde sus inicios- a las personas ciegas que los solicitan, ya sea por medio de CD, pendrive u otros formatos de almacenaje digital.

En la actualidad se atiende a más de 500 personas con discapacidad visual a lo largo de todo Chile.

Con una amplia Biblioteca a su haber, la corporación decidió ampliar su giro de ayuda, entregando adicionalmente talleres y cursos.

Desde ese momento, el Centro de Grabación para Ciegos, pasó a llamarse “Corporación para Ciegos”, cuyo nombre se acompaña del siguiente slogan que resume nuestro quehacer: “Capacitación y Cultura para la Inclusión”.

Ver Galería de Fotos