Síguenos en Nuestras Redes

Estimada comunidad de la Corporación para Ciegos:

Luego de un extenso proceso de cambios y un permanente esfuerzo por mantener vigentes sus proyectos sociales, la Corporación para Ciegos se ha visto en la necesidad de tomar la difícil decisión de cerrar sus puertas, tras 41 años de exitosa trayectoria.
Nuestra organización ha transitado por un largo camino en busca de recursos para su funcionamiento, sin embargo, los ingresos obtenidos en los últimos años no han logrado ser suficientes para mantener una situación financiera estable.
La estrechez financiera se hizo crítica durante el año 2019, particularmente tras el denominado “Estallido Social”. Nuestra sede en calle Obispo Salas, comuna de Providencia, al quedar ubicada en la “zona cero” del conflicto, se vió afectada en su funcionamiento y además perdimos el acceso seguro para nuestros usuarios y voluntarios.
Durante diciembre de 2019 y enero de 2020, la Corporación para Ciegos se vio en la obligación de reducir parte de su personal y trasladarse a una nueva sede, más pequeña y económica. A mediados de marzo, estando la casa completamente habilitada y lista para la recepción de nuestros usuarios, benefactores y voluntarios, nos vimos duramente golpeados por la crisis sanitaria del Covid 19, que desencadenó el cierre de la comuna, la paralización de nuestras actividades, la suspensión de algunos fondos concursables, y graves perspectivas para las donaciones y proyectos de recaudación.
Sumado a la crisis financiera que se avecina, no podemos permitir que nuestro público objetivo se exponga al contagio de coronavirus, considerando que se trata de personas adultas y adultas mayores, que para algunas de sus actividades se comunican a través del tacto, teniendo muchas de ellas diversos problemas de salud. Todo ello en un panorama de incertidumbre total, en cuanto a la intensidad y duración de la pandemia.
Lamentamos profundamente esta decisión. El tiempo apremia pues debemos suspender los gastos a fin de afrontar un cierre ordenado con los escasos recursos de que disponemos. Estamos convencidos de que es la determinación correcta. Agradecemos enormemente a toda nuestra comunidad la entrega, generosidad y compromiso que han dado a la Corporación para Ciegos, una institución cuya misión ha sido la de alentar a las personas adultas con discapacidad visual a desarrollarse, dotándolas de herramientas que les otorguen mayor autonomía y mejor calidad de vida, en un ambiente cercano y acogedor.
A nuestros voluntarios, estaremos eternamente agradecidos de cada uno de ustedes y quedará en la memoria de cientos de personas ciegas la mano amiga que nos dieron.
Y a nuestros beneficiarios, esperamos de todo corazón que cada uno de ustedes nos recuerde en el futuro con alegría. Esta Corporación, que ha sido el segundo hogar de muchos, los tendrá a todos, por siempre, en su memoria.

Atentamente,

El Directorio
Corporación para Ciegos